martes, 16 de diciembre de 2008

PALETAS ENCHILADAS


Me llegaron paletas.

Enchiladas.

Dos ristras.

De a doce.

De mango.

Con chile.

!Veinticuatro paletas enchiladas!

! Y de mango, no less!

Voy a ser un hombre muy feliz hasta fin de año.

Ahora me gustaría comer peritas verdes. Y caña de azúcar, como hacía en Totora. Pero eso es fácil de encontrar. La caña de azúcar, las peritas no.

Ahí va una imagen de mi capitán siendo un buen nieto y cargándole la cesta de la compra a la abuela. Y comiendo caña de azúcar, claro está.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

ME ESTOY HACIENDO DAÑO



Entre mis demonios personales, el peor de todos, endémico por razones personales y en cierta medida culturales, es el del resentimiento.

Y cuando me coge del cuello me zarandea con fuerza inaudita. Y yo soy tan idiota que a veces hasta le sigo el juego.

Y al igual que un Ayax ciego y torpe que se destroza a sí mismo peleando con enemigos imaginarios, me complazco abriendo heridas antiguas e intento buscar culpables.

Odio tener estos ataques de automutilación. Como si no tuviera nada mejor que hacer que darme de hostias. El peor enemigo que tiene cualquiera es el imbécil que te mira sonriendo del otro lado del espejo...

jueves, 27 de noviembre de 2008

HOY EL CIELO PARECIA DE CRISTAL


Diré más. Parecía un bloque de hielo.
Esta mañana podría haber jurado que se echaría a nevar.
Salí de la boca de Catalunya hacia las Ramblas. No me gusta este trayecto. Las Ramblas lo olvidan a uno muy fácilmente. Hasta hace pocos años, me las subía y bajaba cada día para ir a trabajar. Ahora apenas si las aguanto.

Pasé por el emporio dei nstrumentos, donde duermen diatónicos Hohner Erica, Morgane, Merlin y otros.
El fantasma de mi acordeón ya no se me aparece tanto. Pero necesito volver a tocar el acordeón. Tengo que arreglar esta situación antes de que termine el año. No puede ser tan difícil.

Día de cantautores. Tom Waits por la mañana y Fernando Delgadillo por la tarde. Día de pensar en palabras y plasmar imágenes en el papel.

Esta es la página que hice hoy.

Mañana toca trabajar.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

ERRANTE


Hoy fué mi primer día libre en mucho tiempo.
Así que salí a tomar el aire que tanto me ha faltado estos días.
Y tuve una conversación muy larga conmigo mismo.
Es cierto que la felicidad tiene mucho que ver con el movimiento.

En otras palabras: Tengo que moverme más.

viernes, 21 de noviembre de 2008

OTRA IMAGEN


El frío de Noviembre a veces es demasiado. Le pesa a uno como un baño de hielo. Y eso que me gusta el frío. Vamos a ver, soy de La Paz. Estoy acostumbrado.

Pero a veces siento que voy a terminar congelándome poco a poco. Es un trabajo muy duro intentar dar un sólo paso. Aunque de eso también tiene la culpa el que estoy fumando muchos porros. Bueno ni tantos. Uno al día, o por la noche, hasta que se me acabe lo que me regalaron. Pero aunque tiene sus encantos, la maría atonta, y es por eso que la mayoría de los porretas son gente bastante boba.

Esta secuencia es un poco experimental. No sé si debería arreglarla.

NUEVAS COSAS


Estoy trabajando una historia exclusivamente con Pentel.

Dibujar con Pentel es un estado mental.

Es otro cómic histórico. Empieza con el descuartizamiento de Tupac Katari.
Todavía no sé ni cómo termina.

Ahí va una imagen. A ver qué les parece.

TITS AND ASS


Como en la canción aquella.


No soy fan de los musicales. A veces me parecen ridículos, pero algunas canciones tienen una profundidad filosófica increíble. Y el "Tits and Ass" de "Chorus Line" encierra tantas verdades en su letra.

Así que para no ser menos, y con la esperanza de incrementar el interés en la historia, ahí van dos tetas como dos carretas y un pandero de toma pan y moja.

Y si recibo respuestas, juro que dibujo más tías. Pero siempre que venga a cuento, que el cómic inteligente se esta suicidando a golpe de erotismo.

VIVIR Y DESPUES ESCRIBIR



No he escrito mucho, así que he vivido un pelín demasiado.
Días difíciles, algunos verdaderamente tristes. O molestos, o incómodos.
Días de preguntarse demasiadas cosas...

Tantas, que en una negra noche del alma cometí la estupidez de tirar mi acordeón por la ventana en un arranque de ira....

...Y es muy triste ver el cadáver de un acordeón tirado en un patio interior....

En otras palabras, que estoy buscando un nuevo acordeón de segunda mano diatónico, Hohner de ser posible, modelo Merlin, Morgane o Galaad. Y que no cueste mucho.

Y de paso, pues que la dueña sea una atractiva viuda con muchas ganas de marcha. Que soñar no cuesta nada.

Por el momento, llo único que encontré por aquí es un Hohner de madera. He quedado con el dueño para ir a probarlo. Todo el asunto es una pena, porque mi acordeón y yo nos llevábamos bastante bien. Incluso estaba empezando a intentar componer.

También he trabajado un montón, y a veces doy intensos paseos nocturnos por el barrio. Ha llegado la cosecha y la maría de por aquí es potentísima. Salir a caminar se convierte en un viaje casi lisérgico.

Hay muchos nuevos dibujos. Ahí les va uno.


Tengo que aprender a utilizar mejor el photoshop.
Tengo que comprar un nuevo acordeón.
Me gustaría aprender esgrima.
E ir al gimnasio o a la piscina con alguna regularidad tampoco estaría de más.
Tengo que encontrar un empleo a medio tiempo.
Tengo que darme cuenta de que aunque intenso, este año ha sido bueno conmigo.

Así que seguimos en la lucha.
Espero les guste el dibujo.

domingo, 2 de noviembre de 2008

2 de NOVIEMBRE


Me resulta extraño desplegar mis dibujos sobre la mesa y pensar que casi todos mis personajes mueren o encuentran un destino horrendo en esta fecha, hoy hace 99 años.

El ancestro de mi amigo del colegio el soldado Dámaso Mogrovejo, que tuvo que rematar a su hermano en el suelo porque un corvo lo había destripado, mi triste capitán del corazón roto, el manchay puito, el sargento borracho, el pescador peruano, el soldado minero del Atacama....


He movido sus vidas como si fueran soldados de plomo con los que juego en mi mente, pensando en el dolor humano, e intentando encontrar alguna razón a mi propia vida...


Y a veces uno piensa que quizás, a nivel cósmico, no sea más que otro personaje de alguna historia boba que algún ser enorme que, al igual que yo, se distrae haciéndonos sufrir y luchar contra molinos de viento, intentando encontrarle sentido a la existencia en sus ratos libres....

En fin, que llueve mucho, que es Domingo, que es un día plomizo y gris y que el día invita a escuchar Evanescence toda la tarde.

Hoy me gustaría fumarme un porro. Pero no hay...

viernes, 31 de octubre de 2008

HOY HACE 99 AÑOS


Hoy hace 99 años que la dotación del puerto de Pisagua se fué a dormir para despertar en el infierno.

Hace casi 4 años que dedico mi vida a este proyecto.

Y hace 3 años que me veo "Ed Wood" cada 1 de Noviembre.

Esto tirará para adelante de una manera u otra.

Porque como le dice Orson Welles a Ed Wood en la escena del bar, uno tiene que luchar por sus visiones. Así se deje la piel en ellas....

viernes, 17 de octubre de 2008

NO SE SI ES EL GRIS


No sé si es el cielo, el viento o las nubes.
No sé si es el sensual brillo de la lluvia en las aceras.

No sé si es el aire mojado, el divertido tacto de la gabardina, el alegre gris de una tarde de Octubre, o la manera que tiene mi hijo de buscar los mejores charcos para saltar en ellos...

No sé si es la manera en que el exterior habla de cosas tan interesantes cuando llueve detrás de la ventana.

No sé si es la ropa puesta a secar que se ríe de tí cuando llovizna.

Las cosas no podrían estar peor en muchos sentidos, y sin embargo siento una extraña, insólita calma.

Y arranques de alegría sin cimientos.

Anteanoche caminaba emporrado por ahí a eso de la una y media. Un tipo me pidió una moneda, se la dí, y llevaba tantas cosas en la cabeza que le hablé de todo y nada hasta que el pobre tuvo que emprender la retirada. Una de dos. Debería fumar más a menudo, o ir por la vida como si llevase una copita de más.


Hoy mi hijo se quejó de que no tiene amigos para jugar en el parque.
No pude decirle nada, porque yo estoy en la misma situación.

lunes, 13 de octubre de 2008

LUNES OTRA VEZ...

Estoy muchísimo mejor de salud.

Me han llegado un par de trabajos. Pero las cosas no están como para tirar cohetes.

Ayer llevé a Gabriel al cine por primera vez en su vida.

Fué interesante. Pero fué extraño.
En mis tiempos, ir al cine era ir al cine. Ahora ir al cine es ir a un centro comercial que tiene una multisala en una esquina.

Empiezo a hartarme de Pixar y sus historias. Siempre son la misma historia. Lo único que cambia son los personajes y los escenarios. Eso sí, los gráficos los dejan platinados. Me imagino a todos esos diseñadores y montadores y animadores y no sé qué mas, clavados a sus ordenadores, sostenidos por sus barrigas en posición de trabajo, creando maravillas gráficas y dependiendo totalmente de la tecnología más puntera para ilustrar una historia que advierte a la humanidad sobre los riesgos de depdender de la tecnología más puntera.

Extraño. La película tenía sus momentos mágicos. Pero había algo que faltaba. La historia no estaba mal. No puedo permitirme hacer ninguna crítica a un guión bien hecho. Soy un guionista que no ha escrito un sólo guión a excepción del de Pisagua, así que no puedo opinar.

Pero hay algo que no está bien cuando puedes imaginarte exactamente qué tipo de persona diseñó los personajes.

Mi pobre Oscar terminó sus días y el pobre de André también, y decapitaron a María Antonieta y a su rey y Fersen murió pisoteado, y los niños de María Antonieta también.

Y por milagro los telespectadores no murieron mirando la serie.

Como pueden ver, estoy divagando. Creo que estoy corto de sueño.

En fin....

viernes, 3 de octubre de 2008

HOY

Es uno de esos días en los que uno se pregunta: ¿ Para qué?

y se responde "y qué más da"

Todo es tan fútil, tan nimio, tan insignificante y tan estúpido.

El dibujo que me tomó horas terminar es un mal dibujo, mi vida no va a ninguna parte, voy a salir a sentarme un rato en la plaza para nada y no me sentiré mejor al regresar. No sé adónde coño va mi vida ni sé porqué.

Sencillamente voy siguiendo la inercia.

Y lo único que me preocupa medianamente es la resaca de mañana.

miércoles, 1 de octubre de 2008

MEJORANDO....


La perversa entidad que anidó en mi organismo está muriendo.

Y en su lenta agonía, suelta mi garganta exhausto, abandona mis fosas nasales, desaparece de mi pecho poco a poco.

Impuso su reino de terror firmemente anclado en mí, y ahora que sus tentáculos son débiles recuerdos de lo que fué un día, soy yo quien regresa vengativo y hasta prepotente a deshacerme de el / ella, expectorándolo con furia.

Burroughs escribió en Junky que todo placer es un alivio. No sé si estoy de acuerdo con él, ya que existen placeres inesperados, pero huelga decir que todo alivio es un placer.

Y el día es resplandeciente y hermoso, y aunque llegué tarde a una entrevista de trabajo, me dí un paseo precioso, y tengo asegurado un treinta por ciento de lo que debería ganar para el mes que viene, e incluso el teclado del ordenador suena bien.

Y mañana tengo una entrevista en una editorial.
Y esta noche escaneo dibujos nuevos de Pisagua.

Eso sí, en la vida, el boxeo y la esgrima, nunca hay que bajar la guardia.

domingo, 28 de septiembre de 2008

DOMINGO VIRICO Y LA ROSA DE VERSALLES



Son casi las ocho de la noche y es Domingo.

Llevo una extraña fatiga, un punto blanco en la lengua, la garganta agotada por la tortura de toser hasta arrojar el alma y noches en vela por el asma que me visita, tortura, se aleja y regresa con renovadas ganas de hacerme jadear.

Resumiendo, que no me encuentro bien.

Me encuentro tan mal, que las risas ajenas me duelen como insultos, que me miro desde afuera con los ojos entrecerrados, que camino las calles como un alma en pena. Me encuentro tan mal que nada me entusiasma, excepto el ponerme a dibujar cuando todo el mundo duerme.

Me encuentro tan mal que me echaría a llorar de puro aburrimiento.

¿Será que mañana es lunes, y ha llegado la hora de poner los sueños en pause?

El barrio se va llenando del aroma a patatas fritas de cenas domingueras improvisadas antes de regresar al trabajo?

Mañana no me espera la oficina, sino la búsqueda infructuosa de un trabajo para apuntalar mi vida en alguna dirección no catastrófica, así que no se trata de eso. Y tampoco de la inquietud del desempleado. No estoy desempleado, tengo dos clientes y puedo conseguir alguno más. Es sólo que nada se está moviendo.

Tampoco es la crisis económica que en mi caso es profesional, sentimental, existencial, sexual, marital, laboral, monetaria e incluso estética, ya que de un tiempo a esta parte no aguanto mi reflejo en el espejo ¿En qué estaría pensando cuando compré la ropa que llevo puesta?

Tampoco es una negra noche del alma, sería feliz si tuviera mil euros asegurados de por vida cada mes. Mis preocupaciones no son tan elevadas. En realidad soy un tipo bastante mediocre.

Lo que pasa es que me cogí un virus al recoger a mi hijo de clase.

Debe ser eso. Octubre suele ser el mes de las gripes, la bronquitis, los dolores musculares, los litros de agua bebidos con determinación guerrera, las largas reflexiones sobre la muerte, las preguntas solitarias mirando al cielo raso sobre si lo que tienes es realmente una gripe o sida o cáncer o alguna siniestra enfermedad degenerativa que además de corromper el alma y dejarte convertido en un guiñapo, te tiñe de color beterraga con perfume a coliflores hervidas.

Días de preguntarse si morir ahorcado duele mucho, si lo mejor sería tirarse de un cuarto piso, si tendría el valor de pegarme un tiro, si existen venenos indoloros, si el ahogamiento dura mucho tiempo, si cortarte las venas en la bañera funciona. En mi caso no lo sé, porque no tengo bañera y no tengo los huevos para cortarme las venas...

y darte cuenta algo así como una semana más tarde de que toda esta catástrofe galáctica ha sido provocada por un organismo microscópico que de alguna manera se asentó en tu organismo y decidió tener un affaire contigo.

Con lo preferible que habría sido una vulgar aventura extramarital de verdulería y no este romance microscópico que me está dejando hecho trizas...

En fin, que de esta crisis sólo puede sacarme algo que mole un huevo.

Y lo encontré, por casualidad, en ese oasis de recuerdos llamado You Tube.

Algún santo patrono de los freakies se subió no sé cuántos capítulos de "Lady Oscar" en su página, y desde hace una semana que me siento por las noches a rememorar esas tardes frente al televisor cuando un Andrés Indaburu de catorce años se derretía de amor silencioso por esa rubia andrógina y malhumorada vestida de granadero.


En fin, soy un ama de casa un poco triste, como en la canción de Rockdrigo, pero esta noche tengo una cita con la Rosa de Versalles. Y te sugiero que borres esa sonrisa de tu cara, porque aunque no me sepa cuáles son tus secretos, estoy seguro de que los tienes y mucho peores que los míos.

Asi que al a mierda el Domingo, el virus y la planificación de un suicidio que una vez más ( y lo siento mucho amigos) no llegará.

Pero hay tiempo. Y quizás un autor muerto en trágicas circunstancias venda más que un autor que vive plácidamente. A excepción de King y la bruja que escribió Harry Potter, claro está.




sábado, 27 de septiembre de 2008

ES OFICIAL


Ha empezado el otoño.

La luz del sol entra clara y sin manchas por la ventana, Amy Winehouse canta en la radio y no dejo de preguntarme, como siempre que la escucho, si un día morirá en el escenario y alguien hará una película de su vida.

Mientras tanto, un rastro de kleenex arrugados en el suelo se burla de los días de mi juventud en las que era mi ropa y no mis pañuelos la que se pasaba más tiempo en el suelo desordenada que puesta y yo me pasaba más tiempo entre las sábanas que fuera de ellas, pero no precisamente por estar enfermo.

Tirado en cama, llevo un horrible pijama de franela a rayas, me duele la garganta de tanto haber tosido la noche anterior, mi cabeza parece dudr entre pesarme y darme vueltas y el agotamiento ha hecho mella en mí. Eso significa que el otoño ha llegado con todo, y vuelvo a estar en uno de mis estados normales: Resfriado bajo el sol.

No sé si el virus me lo pasó mi hijo del cole, o si este es un resfrío provocado por el stress, por la combinación de frío y calor, por el asma mal curada, por el demasiado tiempo libre, la falta de trabajo, la crisis....

En fin.

Ahora tengo tiempo para estar conmigo mismo y macerarme en lociones mentoladas, té caliente y agua por galones hasta convertirme en el hombre eucalipto.

Dentro de un par de días seguiré escribiendo, si no echo raíces y a mi hijo le da por columpiarse en mis ramas.

lunes, 22 de septiembre de 2008

POR FIN, COJONES


Por fin ha vuelto el "frío", y las nubes, y la lluvia y el cielo gris.
Por fin he vuelto a sentir mi mente reposar con el color del cielo encapotado.
Este verano ha sido demasiado largo, demasiado caliente, intenso, sudoroso, pegajoso, aplastante, vulgar, putrefacto...

Ahora vuelvo a estar en mi elemento. Y Barcelona se ha callado la puta boca que buena falta le hacía.

Y se ha producido un cambio enorme, de fondo y forma en mi vida.

Desgraciadamente no es que haya más dinero, que no lo hay. Al menos de momento. La crisis aplasta más que en su día aplastaba el calor.



Pero a partir de Octubre mi vida cambiará totalmente.

El cómo es cosa mía. Pero los cambios son buenos, porque impiden bajar la guardia.

Por ahora sólo tengo que disfrutar de las nubes.

Si siguiera fumando ya me habría fumado un par.

Buenos días para resucitar la presencia de John Constantine.

El de los tebeos, claro está, no la mierda aquella con Keanu Reeves.

viernes, 19 de septiembre de 2008

ME COMPRARIA UNA CHAQUETA DE PIEL DE SERPIENTE SI TUVIERA EL DINERO. ME LA HE GANADO CON SUDOR Y LAGRIMAS.


El espíritu de una obra es capaz de trascender al autor, sí y sólo sí el autor se encuentra completamente poseído por el espíritu de la obra.

Verdad de perogrullo. Una tontería dicha con cara de serio. Pero será que en mi cabeza retumba la vibración de una o dos escenas en particular de "Pisagua", y es por eso que veo que transmiten algo.

Porque en la alocada carrera hacia la calidad vendible, veo muchas creaciones que no transmiten nada, aunque estén bien hechas. ¿Dónde está ese eslabón perdido entre corazón y vendibilidad, si es que tal palabra existe?

Sólo sé que muchos de los personajes que hacen llorar de emoción a entendidos en cine o teatro, no serían muy bien recibidos , y en ocasiones hasta serían expulsados del cine o del teatro, a petición de los espectadores. Me pasó a mí cuando una vez me crucé con un Sailor Ripley que iba a buscar a su Lula. El tío me inspiró terror y crucé la calle para no cruzarme con él, aunque cuando me veía la película, me habría encantado invitarle a cervezas.

Hablando de lo cual, un conocido decidió cortar con su pareja cuando veían "Corazón Salvaje" y se daban cuenta de que lo suyo se había enfríado tanto tanto tanto, que no podían concebir el haber sido una vez tan entregados como Lula y Sailor.

No sé ni siquiera de lo que estoy hablando. He bebido poco, pero lo que he bebido me ha hecho efecto, y estoy pasando días negros.....

Será cuestión de seguir adelante, porque no tengo los huevos de terminar mis días bailando sin música del otro extremo de una soga.

martes, 16 de septiembre de 2008

INEVITABLE


¿Es inevitable ser boliviano y hablar de política?

Por lo visto, lo es.

Así que vamos a darle prisa al mal paso, porque a mí la política me repugna y siempre me ha dado asco.

Resumiendo:



Que por desgracia, toda mi vida he sido un kh´ara ( sin haberlo decidido y sin haberlo pedido) , y que toda mi vida he recibido comentarios del tipo "pero usted no parece boliviano" cada vez que decía ( y que digo serlo) .

Y que no es agradable que le digan a uno que no parece lo que dice ser.

En Bolivia, más de una vez alguien se me ha quedado mirando con recelo, curiosidad, o incluso abierta hostilidad. Y quizás por esa razón, amén de mil otras, entre las cuales cuenta el haber vivido siempre viajando por necesidad, me he mudado de país y continente, y por el momento sigo aquí. ( por el momento, porque no sé dónde terminaré mis días)

Mi país está pasando días malos. El racismo de una rosca de gilipollas con dinero que han armado ejércitos privados en el Oriente y que no quiere que cambien las cosas, se ha enfrentado al racismo de grupos afines a un gobierno que ha desperdiciado su oportunidad de trascender el odio interracial que nos ha legado nuestra historia y ha decidido invertir este racismo, pensando que con eso enderezaba entuertos cuando en realidad los empeora.

Y de este diálogo, no ya de sordos, sino de idiotas, estamos como estamos. Porque se puede cambiar de partido, pero no de color de la piel, y cuando el color de la piel se convierte en referente político, muy malas cosas se avecinan.

Y espero que esas malas cosas no lleguen, y me alivia, y alegra, y me llena de esperanza, que Sudamérica se movilice para apoyar a un gobierno legítimamente elegido y reafirmado como el de Evo Morales, en lugar de desentenderse de lo que puede convertirse en una horrible guerra civil.

Nunca he sido Masista, y si me preguntan, Evo Morales es lo que llaman "un cholo resentido" que no ha tenido la grandeza humana de actuar como Nelson Mandela cuando el destino , la historia ya la voluntad popular lo han colocado en el mismo lugar, y en lugar de intentar una política de integración, ha optado por potenciar el resentimiento interracial y revanchista , y su segundo, Alvaro García Linera es un FREAK con todas las letras que ha permitido que su conciencia social le convirtiese en una caricatura de sí mismo.

Pero eso no quiere decir que no hayan sido elegidos democrática y pacífica y unánimemente por toda la sociedad, y si el pueblo de Bolivia ha elegido a Evo Morales como presidente, entonces

EVO MORALES ES TAMBIEN MI PRESIDENTE, y segú mi parecer, los prefectos opositores, y la camarilla de familias terratenientes que están sembrando el oriente de sangre y pólvora y mandando a muchachos ignorantes armados de palos y escudos a golpear a gente indefensa, deberían estar tras las rejas. ¿Porqué no puede mi país vivir en paz? ¿Qué maldición pesa sobre él?¿Alguna vez logrará ser feliz?

No lo sé. Y me estoy cansando de preguntármelo.

viernes, 5 de septiembre de 2008

LORELEI


Días de borrascas, tormentas, ciclones, naufragios.
Días de aferrarse a tablas sueltas, remontando mareas, despertando en playas ajenas para terminar escapando de feroces tribus de cazadores de cabezas...

Septiembre nos escupe a las orillas de un mundo que no cambió todo lo que habíamos pensado que cambiaría en Agosto...

Y poco a poco, nos vamos reencontrando. Palpando las nuevas heridas, casi siempre en los mismos sitios, algunas son más grandes. Otras siguen siendo las mismas....

Y nos vamos encontrando por la calle y nos contamos cómo nos fué. Nos miramos de arriba abajo midiendo el cambio por el color de nuestra piel. Nos abrazamos por educación para asegurarnos de que no somos visiones propiciadas por los últimos coletazos del verano...

Hemos visto demasiadas veces al mar encresparse y a las nubes amontonarse con cara de malos amigos sobre la raya del horizonte...

Pero el viento no hincha mis velas. Y este marinero toca el acordeón en cubierta. Repara en que la pesca ha sido poca, y que la sal me pica en las heridas, y que si las cosas no mejoran pronto, se avecina una tormenta de las que aplanan el mar.

Habrá que amarrarse al palo mayor....

miércoles, 3 de septiembre de 2008

ATERRIZANDO


He regresado.

Aunque no del todo. Aunque poco a poco. Aunquer voy por partes. Pero voy aterrizando tras un mes de horizontes infinitos y planes a prueba de fallos. He vuelto a esta Barcelona indiferente y soñolienta que apenas si se ha dado cuenta de mi regreso.

Y todo está tal y como lo he dejado.

Lo único distinto soy yo, y no tanto por haber ganado un poco de peso o regresar moreno por el sol del desierto. Esos son cambios superficiales que desaparecerán con un par de días de patear las calles o esconderse de la luz del sol en los túneles del metro.

Pero he visto a mi hijo saltar bajo el sol, jugar con sus primos, dormir abrazado a un huskie en la sala de estar.

Hemos subido y bajado colinas a velocidad suicida en un Four Wheeler y he visto cómo el viento echaba su pelo para atrás. Lo he visto quedarse embelesado ante las llamas de una hoguera, lo he visto perseguir luciérnagas con la mirada. Lo he visto dormirse mientras se comía un helado. Lo he oído reírse en sueños. Y momentos así son inversiones a largo plazo en las cuentas del alma que vienen a salvarte cuando las cosas se ponen duras.

Y como siempre, las cosas no pintan nada bien. Asi que veamos cuán duras pueden ponerse las cosas. Esta ciudad no se caracteriza por tener piedad con nadie.

jueves, 31 de julio de 2008

DESPERTANDO

Es la primera vez, prácticamente la primera vez en mi vida en la que el verano llega sin anunciarse.
La primera vez en la que no hay un último día de clase, último día de oficina, un despedirse de los compañeros de galera.

Dentro de cuatro días partiremos de viaje, y será un mes.

El año pasado me rapé el cabello al cero y me fuí a ver la fuente del Montjuic, sintiendo la brisa del mar enfriarme el cuero cabelludo, que había frotado con aceite de té verde. Y mirando el agua multicolor de la fuente, me pregunté qué sería de mi vida a partir de aquel día.

Y ese es un ritual que este año dejará de repetirse, porque ahora que he dejado de trabajar en una oficina, ya no existe esa dicotomía, esa relación de contrarios, ese estar y no estar, ni ese enemigo con nombre del que desembarazarse era consigna para olvidarlo todo por un mes.

Este mes no tendré opción de olvidar nada, porque no tendré un sueldo de Agosto esperándome al llegar. No habrá un día exacto de volver al trabajo y llegaré a casa con un saldo en contra gigantesco.

Pero estamos finalizando los últimos preparativos del viaje, las maletas abiertas pueblan los pasillos, hemos comprado repelente para mosquitos y revisado las fechas de nuestros pasaportes, y en poco, muy poco tiempo, nos iremos de aquí por un mes entero.

Hay algo en mí que despierta cuando es hora de emprender un viaje. Especialmente cuando el viaje es a un lugar desconocido.
Y está despertando.

martes, 15 de julio de 2008

EL INFIERNO ES UN LUGAR

Un lugar y un momento.

Aquí y ahora.

Veamos:

Estoy en casa, y no he visto el concierto de Tom Waits.
(Peor aún no estoy viendo el concierto de Tom Waits ) no tengo dinero ni perspectivas de conseguirlo, Pisagua está muy lejos de ser publicada porque tengo que mejorar demasiadas secuencias, y como si la cosa no fuera suficiente, algún imbécil tiene la tele a tope y se está mirando "Operación Triunfo" en alguna ventana imposible de identificar para poder lanzarle un globazo de agua.

En este momento sería capaz de hacer llorar de miedo a Risto Mejide. Y encima tengo que traducir una hora de película, y entregarla mañana a primera hora, y no tengo el más mínimo deseo de trabajar.

Asi que me he puesto a Marilyn Manson en los headphones y seguiré escuchándolo un buen rato. En cuanto cierre la entrada me voy derechito a visitar la página web de Bizarre Magazine, me leeré un cómic de Suehiro Maruo, y ya puestos, después de la tercera cerveza, en cuanto termine de trabajar, me miraré la galería de imágenes de Dita Von Teese.

Y lo que haga después, NO ES DE VUESTRA JODIDA INCUMBENCIA

Y estoy dispuesto a partirle la cara a quien se ría.

En serio.

QUERIDO TOM:


Puedes imaginarte la emoción que sentí al saber que estos días estarías en Barcelona.

Llevo doce años escuchándote prácticamente todos los días, a menudo todo el día. He memorizado álbumes tuyos de principio a fin, y no por ello me canso de escucharlos.

Me has hecho compañía en las buenas y en las malas. Me has visto caer y me has visto triunfar, y aunque la relación que tengo contigo es de absoluta preeminencia, me enorgullezco de no haber caído en la vulgaridad de ser
"tu fan número uno", esos freaks que dicen tener toda tu discografía y se han visto todas tus películas y cosas por el estilo.

He de admitir que no me cae demasiado bien tu amigo Roberto Benigni, y que te portaste muy mal con Iggy Pop en Coffee and Cigarrettes.
( ¿qué te había hecho el pobre?), pero ahora mismo estás tocando el piano o cantando a través de un megáfono, y lo que siento en mi pecho no es sólamente el haberme perdido un concierto tuyo, que me pesa y me duele y me violenta, sino el no haber podido pasar a saludarte como se saluda a un amigo.

Créeme que de haber podido pagar la entrada habría ido.

Pero mira tío, estoy pasando por un mal bache, y estoy seguro de que tú podrás comprenderlo. Por eso, perdona que no haya ido a verte. Te juro que me habría gustado.
Pero tú ya sabes dónde queda mi casettera, mi discman, mi ordenador, y sabes que eres bienvenido a todas horas.

Break a leg Tommy. Don´t let them bastards get ya.
Tu amigo
Andrés

domingo, 13 de julio de 2008

HA PASADO MUCHO TIEMPO


Y no he escrito mucho últimamente.

Eso se debe al reto de Julio, he estado subiendo ilustraciones a diario, incluso haciendo una que otra trampa, y haciendo lo posible para no perder la cabeza en un mes que por estas latitudes no se vive, sino que se aguanta.

Extraño tipo de vida es este, donde todo funciona gregariamente, donde si no estás con más de tres personas haciendo algo, prácticamente no existes, donde la rutina es ley, donde se niega no sólo lo que se esconde, sino también lo que se exhibe.

Hoy dimos una vuelta con mi hijo, jugamos en el parque, encontramos todo cerrado, nos refugiamos en un portal a echar un respiro. El se tomó un helado y yo me tomé una cerveza más. Un síntoma preocupante de mi incipiente alcoholismo es el que mi hijo ya sabe decir "cerveza".

Preocupante. Tengo que desintoxicarme. Quizás entonces deje de deprimirme tan a menudo por estupideces. Es el calor que se le mete a uno en los huesos. Estoy harto de quemarme con mi propia piel.

Eso sí, he estado dándole al acordeón sin parar. He aprendido un montón de cosas nuevas, entre otras, la melodía final de "Grand Prix No Taka" ¿Se acuerdan? ¿Esa en la que se lo ve caminando hacia el sol poniente? ¿ Hablando de que iba a correr a favor del viento, porque el viento era su único amigo? Durante mucho tiempo me fuí a dormir con esa canción en la cabeza. Y ahora puedo tocarla en el acordeón. Y no fué muy fácil de aprender pero la tengo calada a fondo.

En fin, que uno de estos días me dejo de tonterías, cojo el acordeón, la gorra y un cartel que diga
"novelista gráfico desempleado" y me voy a tocar en una esquina.

domingo, 29 de junio de 2008

CALOR LOVECRAFTIANO


Julio y el aire hierve.

Las golondrinas chillan en lo alto, en nubes de alitas negras que no se están quietas.

Ducharse es un ritual de consuelo, y una corta oración de agradecimiento recorre mi espíritu al primer chorro de agua fría que me baja por la cabeza.

Salir a la calle da miedo, y escapo del sol como un vampiro, saltando de sombra en sombra, con un perpetuo traje de sudor pegado al cuerpo.

Soy un ente extraño que cuenta los días hasta Agosto.

Vivo descamisado y de balcón en balcón.

Suspiro de alivio cuando cae la noche y me cuesta despertar.

Siestas más que profundas, pobladas de intensos y extraños sueños.

Vida onírica duplicada.

He aprendido a memorizar mi propio olor.

A sentir mi piel como si fuera un ente extraño.

Fuegos artificiales, ruidos nocturnos, rescoldos de San Juan.

Guardo el agua como un tesoro. Lleno media botella pequeña de agua y la pongo a congelar.
Dos horas después, lleno la otra mitad con agua normal. Le doy un buen gole contra el mostrador envuelta en una toalla para romper el hielo y me la bebo despacio en una esquina, como quien reza un rosario.

Calor Lovecraftiano.

Ilustración del genial artista argentino Santiago Caruso.

martes, 24 de junio de 2008

L INCONNU DE LIMOISE


Anoche San Juan fué, como siempre, una noche pagana y salvaje sin descanso alguno.

Pero me la pasé traduciendo una película de los años cincuenta sobre la Guerra de Corea y bebiendo cerveza helada.

Ni hablar de salir a respirar la pólvora de afuera. Soy asmático ¿recuerdan?

Asi que esta noche prácticamente todo el mundo afuera está resacoso, menos yo.
Que acabo de aprenderme sin esfuerzo una mazurca preciosa en el acordeón llamada "L´inconnu de Limoise", ( el desconocido de Limoise) , llamada así porque se encontraron las partituras de esta mazurca en un cementerio de Limoise junto a la gaita de un hombre o mujer desconocidos.

La mazurca es dulce y tierna y muy sentida. Muy sencilla y fácil, también creo que son dos escalas que suben y baja, aunque yo de música no sé mucho. Pero tiene una magia tan grande el saber que es una canción que emergió de la nada, que me enamoré de ella nada más oírla.

Creo que el reto de este mes de escribir una entrada y subir un dibujo al día me quedó un poco grande. Pero todavía estoy a tiempo de ponerme al día. ¿Quién sabe? Igual y os doy una sorpresa.

jueves, 19 de junio de 2008

PRIMER DIA DE VERANO



Hoy el verano parece haber llegado con ganas de recuperar el tiempo perdido.

Una vez más, Barcelona volvió a ser esa ciudad que conocí al llegar. La que hierve en su jugo. La que se cuece a fuego lento. Larga y lentamente. Todo el día.

Hay muchas cosas que no me gustan de este lugar. Entre ellas, y casi en primer lugar, está su condición de ciudad de piernas abiertas a todo aquel que se la pueda permitir.
La superficialidad de muchos de sus habitantes, su egoísmo, su mezquindad, su falsa conciencia social de burgués arrepentido.
Y a veces está la otra ciudad. La de gente valiente, consecuente, noble y digna. La Barcelona que pone toda la carne en el asador. La que levantó barricadas y excavó refugios, la ciudad que vinimos a buscar y a veces encontramos en momentos puntuales.

Hoy encontré por la calle todo el pasado de una abuela tirado a la basura. Fotografías antiguas, juguetes de plástico, guantes blancos de primera comunión, incluso un vetusto vestido de novia. No sé si lo tiraron otros o lo tiró ella. Recuerdo una tarde que fuí a visitar a mi abuela y la encontré tirando todas sus memorias, rompiendo todas sus fotografías, lanzando al patio toda su vida porque "esas cosas" ya no le interesaban.

Y me ví una película increíble: "La Hamaca Paraguaya"

En esta película, un padre y una madre esperan al hijo que partió al frente a pelear en el Chaco. La guerra ha durado demasiado. El calor aprieta. Las lluvias no llegan. El perro que el hijo dejó al partir se queja como un alma en pena, y el hijo no regresa.

Y los padres esperan....

Seis son las secuencias que componen este mosaico de espera, soledad, tristeza dolor y desconsuelo. Seis eternos momentos componen esta historia universal.

Esta es una película que bien podría ser una obra de teatro, y que funciona lo mismo en el Paraguay de 1935 que en cualquier siglo, cualquier lugar e incluso cualquier situación. Es la historia de alguien que espera a un ser amado arrebatado por la injusticia del mundo.

Cuando termine Pisagua, le debo una novela al Chaco. Pero eso todavía está muy lejos.

miércoles, 18 de junio de 2008

DIA DE CEREMONIA


Día ceremonial.

Hoy, como cada año, me corté el pelo frente al espejo hasta dejarlo en cero.

Hoy es un día especial. Día de renacer. Día de esperanza. Día de renovar mi fé en el futuro.

Día de perdonar. Perdonarme a mí. Perdonar a los demás.

Día de intentar una vez más lo que siempre parece imposible.

Día de recordarme que nada se gana ni se pierde hasta que se gana, o hasta que se pierde.

Día de rectificar, de agradecer lo que tengo, detener la inercia.

Y mirarme a los ojos de verdad. Y de alegrarme de ser capaz de sostener mi propia mirada.

Mañana seguiré con el blog.

lunes, 16 de junio de 2008

LUNES


Lunes ota vez, y laboralmente, no hay novedad.

En otras palabras, no me ha llamado ni Dios.

Lunes otra vez, y Pisagua está empezando a tener un nuevo rostro. Incluso he pensado en enriquecer el pasado de mi pobre capitán.

Bueno, también se debe en parte a que he empezado a releerme "Las Cuatro Plumas".

Lunes otra vez, y el Valse Pour Michel se me resiste cada vez menos. Ya puedo tocar un par de estrofas con los bajos y todo.

Pero aquí viene lo mejor de todo.
Después de un buen par de horas de practicar, me pongo a jugar un poco con las teclas
y ¿que me sale?

!Nada menos que el tema de "Popeye el Marino"!

!Puedo tocar el tema de Popeye el Marino en el acordeón! ! Enterito! !Siiii!

( Ahora, imagínense la cara que puso Sibylle cuando se lo comenté)

En fin.

Ah, por cierto, ¿ les conté que puedo tocar el tema de Popeye el marino en el acordeón?

Pues si. Pues eso.

El tema.

De Popeye.

El marino.

En el acordeón.

(Ya cállate cállate cállate que me desesperas!)

domingo, 15 de junio de 2008

DOMNGO OTRA VEZ


El asma no remite, pero he empezado a acostumbrarme. Es lo normal por estas épocas, y afortunadamente, ésta es una temporada extraña, porque si hace un par de años moríamos de calor, ahora hace suficiente fresco como para llevar puesta la chaqueta.

Hoy por la mañana salimos con Gabriel a ver a los Castellers en la Plaza de la Virreina. Toda una radiografía de la mentalidad catalana.. Se apretujan entre ellos y se ayudan a subir, y si no perteneces a su grupo, pues te quedas afuera mirando. Eso es algo que he tenido que aprender desde el primer día, y que sin embargo, todavía no logro asimiliar. Uno hace lo que puede por asimilarse: aprender la historia, el idioma, las costumbres, la manera de vivir. Pero hay dos cosas que definen la mentalidad de estos fenicios judaicos:

Uno: Son gregarios en extremo. Por ir en grupo irían en grupo hasta al lavabo.
Pero sólo entre ellos.

Dos: Todas las cosas en su sitio. Y en su momento. Que todo sea predecible y se cumplan los horarios para todo. Hasta para enfermarse y morir.

Conozco muy pocos catalanes de Barcelona, pero muchos de Mataró, de Las Franquesas, de Santa Perpetua, de Granollers, de La Garriga o de Sabadell, así que no sé cómo son los catalanes de ciudad. Pero debo reconocer que los que conozco se van ganando tu cariño poco a poco, y que cuando te abren el corazón no hay Dios que lo cierre. Eso sí, son complicados. Muy complicados, y un poco brutos.

Después de comer, recibimos la visita de unos amigos con su hija de pocos meses, y escuché ópera toda la tarde mientras freía Palacsintas como una máquina. ( Las palacsintas son crepes húngaros que llevan agua con gas y tienen que quedar finitos finitos como hojas de papel de fumar. Me quedaron bien, pero podrían haberme quedado un poco más delgados.)

Gabriel jugó y corrió y saltó como un cabrito todo el día, y ahora duerme extenuado.
Estamos pensando que a partir del año que viene le vendría bien tomar lecciones de piano.

En cuanto a mí, sigo con el más que necesario mejoramiento de algunas secuencias, y a duras , duras penas estoy sacando el Valse pour Michel. Pero lo estoy sacando. El problema son las variaciones en la segunda y tercera estrofa. Pero lo estoy intentando.

Ahí va un dibujo carnavalero. ¿Errores? Quizás en los disfraces, y algún detalle más. Pero en conjunto la composición no está mal.

sábado, 14 de junio de 2008

VAYA NOCHECITA II



Bueno. Ahora viene lo peor.

Una vez de vuelta en casa, cuando todo el mundo dormía y los fantasmas parecían haber sido conjurados por esa noche, me puse a dibujar un rato, y cuando llegó la hora de dormir, pensé que no sería mala idea escucharme una vez más el vals que estoy aprendiendo estos días.

Se llama "Valse pour Michel" y es de Stéphan Delicq. Hay un chico en You Tube que lo toca maravillosamente, le dejé un mensaje diciéndole cuánto me había gustado y hasta me respondió y todo.

En fin, que estoy a punto de dormirme, tengo un ojo abierto y el otro cerrado, abro el You Tube, pero escribo mal el nombre del video que quería ver, y en lugar del "Valse pour Michel" , abro una ventana que iba sobre el exorcismo de una pobre chica alemana en 1976,con fotografías en blanco y negro de la pobre y de sus laceraciones y heridas; grabaciones de voces guturales gritando e insultando, y oraciones de los exorcistas, y encimas, que todo era verídico y que terminó hasta en los tribunales, y que durante las ceremonias las ventanas reventaban y que los padres de la chica veían sombras corriendo por los pasillos, y que la pobre se rompió las rodillas de tanto arrodillarse durante un exorcismo que duró como un año y terminó matándola. Se murió.

Y todo eso. !EN MITAD DE LA PUTA NOCHE!

!ANTES DE IRME A DORMIR!

Obviamente, después de eso, cada sombra que se movia era la pata del diablo que me quería llevar a su casa, volverme maceta y después calabaza, cada paso del vecino de arriba eran las pezuñas de Satanás, y la sombra que proyectaba mi mano sobre la mesa tenía siete dedos, garras curvas y humeaba. En fin, que tuvo que pasar mi gata, mirarme y decirme "miau", y estuve a punto de tirarme por la ventana. Y no fué nada fácil mirarme al espejo cuando me lavé los dientes.

No exagero. Tenía la piel erizada de terror, y sólo por convencerme de que no pasaba nada, me ví un par de videos cómicos en You Tube para intentar reírme, pero del miedo que tenía, no pude dormir, y cuando finalmente me dormí, a eso de las cuatro, tuve pesadillas hasta que me desperté.

Esta mañana me volví a ver todo lo de anoche e investigué un poco más sobre el asunto para ver si se me pasa el canguelo, pero aunque es menos que ayer, sigue siendo fuerte. Por eso esta noche no pienso trabajar sin música.

Igual y hasta veo un poco de televisión.
Ahí va el dibujo que les debía.
Y cuídense mucho , por favor.

VAYA NOCHECITA I


Menudo viernes por la noche. Me ha dejado hecho bolsa.

Como el tiempo está muy extraño en estos días, mi añorada asma ha vuelto a hacer acto de presencia para acompañarme en mis largas noches de insomnio. Insomnio que no tendría si no fuera por mi añorada asma, que ha vuelto a hacer acto de presencia para acompañarme en mis largas noches de insomnio. Eso para empezar.

Después tocaba la inauguración de la escuela de arte donde Sibylle enseña fotografía. Gabriel iba a ir, Sibylle se iba a pasar la noche brindando con los alumnos, copa de champagne en mano, asi que, para cuidar de Gabriel, y fiel al guión de todos los años, servidor terminó metido en una academia de bellas artes, fuera de lugar como una cassetera doble en la habitación de un modernillo, sonriendo para no ponerse a llorar, y rodeado de insoportables desconocidos e imponentes desconocidas.
Me pasé la noche sorbiendo cerveza, lamiendo con los ojos la piel que las estudiantes de Sibylle dejaban al descubierto y jugando con mi hijo. Pero también me pasé la noche reconociendo de una manera muy pero que muy amarga, que las ambiciones frustradas son lo más triste que hay en la vida. Han pasado más de doce años desde que me resigné a no entrar a estudiar Bellas Artes porque me parecía que en un país tan pobre como Bolivia, entrar a estudiar Bellas Artes era un arranque de egoísmo sin igual, y opté por antropología.

Ahora me doy cuenta que estudiar Bellas Artes fué un arranque de egoísmo que en su día debí haber llevado a cabo, porque desde entonces no ha pasado un día sin que de una u otra manera yo me haya hecho la pregunta de ¿ Cómo sería mi vida de haber estudiado Bellas Artes?

En fin, todos tenemos monstruos internos que se mueven en silencio, y que aprovechan la más mínima oportunidad para venir a buscarte pelea.

Pero que lo hagan un viernes por la noche. Pos ya ni la mueeela!

jueves, 12 de junio de 2008

LA QUE DEBIA DE AYER


Aquí está la ilustración que debía de ayer.

Ya hablé de lo útil que me resulta el género western para acercarme a Pisagua, y esta escena es una muestra.

Representa a un minero del batallón Atacama disparando su Comblain de fabricación belga, durante el desembarco de Pisagua. Falta mejorar ciertos detalles, pero en eso estamos.
Un saludo
Andrés

CORRIGIENDO ERRORES



Este es uno de los peores errores que tiene Pisagua en su edición actual.

martes, 10 de junio de 2008

AH SI, SE ME OLVIDABA!!!

Se me olvidaba un detalle:

A que no saben lo que he aprendido a tocar en el acordeón estos días.

De principio a fin. Toditititititititititiita.

Verdad del Chapulín Colorado.

Nada menos que "El Terremoto de Sipe Sipe".

Todavía no me lo puedo creer. Pero la sé tocar en acordeón.
Asi que ya puedo amenizar, entierros, velorios y huelgas de hambre.

MARTES KO


Como dije ayer, yo a los martes me los fumo sin filtro.

Eso es lo que pasa cuando te has tragado años de oficina, prometiéndote un día sí y otro también que aquello se acabaría, que un día se iban a enterar, que uno de esos días abrirías la puerta y no te verían ni el humo.

No pasó exactamente así, pero mira cómo son las cosas, el trabajo se ha reactivado, y una vez más estoy ganando tanto o incluso más de lo que ganaba pringando cuarenta horas a la semana, trabajando un par de horas al día.

Hoy pasé a recoger un talón, me dí una vuelta por mi antiguo barrio, me bebí un café con leche en vaso en el bar Mendizabal, el de la esquina de Junta de Comerc con Hospita, ante la "cosmopolita" ( o así se los debe parecer ) falta de modales de los encargados de la barra ( cuanto más jóvenes y más alternativos son, peor te tratan. Yo no sé qué hacen en los bares en lugar de estar triunfando como extras de una peli de Tarantino. No hay nada mejor que un bar de abuelos, pero el Mendizabal es un buen lugar donde mirar la vida pasar.)

Depués en tren hasta el Putxet a cobrar el talón, porque sino, te clavan una tasa por cambiarlo en efectivo en cualquier otra sucursal, y de ahí caminar hasta casa, disfrutando de una ligera llovizna que se convierte en lluvia moderada y después en chaparrón de verano.

Después amodorrarse viendo los Simpson, ir a recoger a Gabriel, bajo el mismo chaparrón, y por alguna curiosa casualidad del destino, vernos "Bienvenido Mister Marshall" en el DVD.

Después esperar a que venga Sibylle, salir a comprar mil y una tonterías para la cena, limpiar el piso, tener dos ataques de asma, tropezar con la gata, cavilar sobre lo bueno que sería beberme un café, porque me estoy cayendo, y hacer trampa en la ilustración del blog.

Porque estoy subiendo la tarjeta de invitación de mi exposición en una galería alternativa de Barcelona.

Pero algo es algo. Además es martes. Dadme un respiro.

lunes, 9 de junio de 2008

QUE AL SALIR SALGA CORTANDO


Duro lunes traicionero y resabiado.

Lunes de silencios eternos y ruidos como balazos.

Lunes de esperar llamadas sin recibirlas, y de recibir llamadas indeseadas.

Lunes que se acerca con la guardia baja, más no por descuido, sino porque ha salido de su esquina dispuesto a ganar por la vía rápida.

Duro lunes que al salir sale cortando.

Que nos pilla con la mente en el día de ayer

y que se despide, ganador o vencido, amenazándonos con su primo mayor que se llama martes.

Lo estaré esperando. Me he fumado muchos martes como para que un lunes me arruine la semana.

Ahí está el bueno de Manchay Puito, con su puito a la espalda, sus lazos de cuero de vaca, su mirada perdida, y su poncho incompleto.

domingo, 8 de junio de 2008

DOMINGO


Domingo de sol y aburrimiento.

Domingo de eternas resacas.

Domingo de ciudades convertidas en pueblos, de pueblos convertidos en un hervideros.

Domingo de misa, y manos de abuela, venosas, arrugadas y frías como patas de pollo.

Domingo de siestas pesadas

Días de resaca etílica, nicotínica, amatoria, existencial.

Aquí hay una página de Pisagua con tres escenas que pasan en tres Domingos diferentes.

Domingo en el Cementerio de La Paz.
Domingo de retreta en la Plaza Murillo
Domingo de feria en Totora.

Me gustaría estar en Totora ahora mismo, comiendo chicharrones a la sombra de las galerías de la plaza central.

sábado, 7 de junio de 2008

SABADO


Visitar el Mont Juic por Plaza Espanya siempre ha sido para mí una experiencia ultraterrena.

Este lugar, donde el sol cae a plomo sea invierno o verano, nunca ha despertado en mí ningún sentimiento de relajación, sino al contrario.

El lugar parece un templo faraónico flanqueado por esas dos enormes torres, señalizado por la Plaza Espanya y observado de lejos por la Plaza de Toros.

Cada vez que paso por ahí, siento que estoy asistiendo a alguna especie de sacrificio, que soy un penitente obligado a soportar la reverberación criminal de un sol de justicia que penetra la piel, atraviesa los huesos, e irradia un calor permanente desde la médula todo el santo día.

Y además, forma parte de mi calendario anual, porque desde que el Saló del Cómic se celebra ahí, cada año que pasa es un año más sin que Pisagua haya sido publicada en España.
Y ya puestos, la Casa de la Cultura en La Paz es otro tanto, ya que gracias a mi
supuesto "editor", a quien no insultaré por motivos de espacio, Pisagua lleva dos años seguidos sin aparecer por ninguna parte.

Una cosa que me acostumbré hacer el último día de Julio, o el primer día de Agosto, (en este país que mide el paso del tiempo por las vacaciones de verano,) es el ir por la noche a Plaza Espanya para ver la fuente y sus colores, sus celajes, sus formas y sus evoluciones, antes de despedirme de Barcelona por un mes.

Cada año, con mi hijo en brazos o sentado sobre mi cabeza, veía el agua cambiar de forma y de color, disfrutando de la brisa colándose por la guayabera y enfriándome la cabeza, al tiempo que me preguntaba qué pasaría al año siguiente, qué dirección tomaría mi vida, qué nuevas experiencias me deparaba el destino, y si mi vida cambiaría alguna vez.

Y ahora, que en lugar de hacerme esas preguntas estoy intentando contestarlas, me pregunto si dentro de un mes y dos semanas ( o tres), me preguntaré lo mismo tras llevar a cabo el mismo ritual de todos los veranos : Afeitarme la cabeza, frotarla con aceite de té verde, y salir a la calle para sentir la brisa del mediterráneo diciéndome que todo saldrá bien, que las cosas están cambiando para mejor, que no me preocupe tanto, que todo es cuestión de tener fé.

Como si las cosas fueran tan fáciles.

Este dibujo se llama " No mires atrás" . Y en él, mi triste capitán está pensando lo mismo que yo en este momento.

"Como si las cosas fueran tan fáciles."

jueves, 5 de junio de 2008

ES FACIL HACER LLORAR


Es difícil hacer reír. Ese es uno de los axiomas básicos que aprendimos en clase de guionismo.

¿Porqué? Porque la gente es más buena de lo que parece, y hasta el más cínico tiene su corazoncito.

Y porque la gente no es tan tonta como parece, y la risa es un signo de inteligencia, aunque digan que abunda en la boca de los tontos.

De igual manera, es fácil dibujar escenas de violencia, tiros y persecuciones. Es fácil y es divertido.

El otro día le comentaba a un amigo que las escenas bélicas, las escenas de acción, nos atraen por su intensidad, por la solidaridad que sentimos con los participantes, por nuestra fascinación por la muerte....

Pero que estar ahí, no en el ojo del huracán, sino al alcance de sus alas, debe ser el lugar más horrible, más caótico, más insufrible e infernal que existe.

Por eso creo que a Pisagua le faltan escenas como esta. Escenas de amor, de reposo, de silencio. No digo ya sexo, aunque eso también vende ( y es divertido dibujarlo) pero escenas de entendimiento, escenas de silencio, escenas de reposo. Menos uniformes, caballos y herrajes. Más miradas, más sentimientos de calma.

Una historia trágica y violenta puede ser narrada por cualquier mal guionista y funcionar plenamente.

Paradójicamente, una historia risueña y divertida no admite mediocridad de parte del narrador, o funciona, o no.

Quizás sea esa mi meta, o una de mis metas. El lograr hacer reír. El poder hablar de amor, el poder dibujar el silencio, la calma, la felicidad.

El dibujo tiene un horrible defecto. El pie de Olivia. En esta escena Olivia se peina antes de irse a dormir con su marido. O quizás no se vayan a dormir. Pero eso no es asunto nuestro.

A menos que esta noche le duela la cabeza.

AYER


Anoche trabajé toda la noche porque ayer no hice nada.

Bueno, no es que no hiciera nada. Pero no trabajé.

En lugar de eso, me pasé la mañana dibujando, tocando el acordeón, me ví "Mamma Roma" de Pasolini, preguntándome una y otra vez cómo es posible que un director haya sido tan pero tan genial, y al mediodía me ví los Simpsons.

Después, a las cuatro de la tarde, me fuí a buscar a Gabriel a la guardería, me lo llevé a Paral-lel, cogimos el tren hacia la estación del teleférico, y como el Domingo no pudimos subirnos porque no teníamos dinero, esta vez sí lo hicimos. Subimos al castillo de Mont Juic y Gabriel se subió a todos los cañones, y al tejado, y a las almenas, y a las torres y entramos a la Santabárbara y vimos los uniformes y los sables y mosquetones.

Claro está que le dije a Gabriel que todos eran de agua, y al volver a casa le compré una pistola de agua. Tampoco quiero criar a un niño al que le gusten las armas. He visto gente que lo hace, y me repugna ver a niños con fusiles de plástico corriendo por las calles.


Después paseamos por la Rambla baja, vimos a una espléndida muchacha disfrazada de mariposa, encaramada sobre una plataforma, con un larguísimo vestido y unas enormes alas. Gabriel le dió una moneda, y me preguntó porqué no se marchaba volando. Después pasamos por la Plaza Real, entramos en una librería y le compramos una novela de Angeles Mastreta a Sibylle, porque hoy es su cumpleaños. Después vinimos a casa, yo diciéndole a Gabriel una y otra vez que no disparase agua a la gente, y a eso de las once, mi hijo cayó dormido.

A eso de las doce, me puse a trabajar.

Recuerdo que a media tarde, caí en cuenta de que estaba en miércoles, pero el día parecía un Domingo. Y sé que voy a vivir de ayer por mucho tiempo, y que cuando las cosas se pongan duras podré abrir este recuerdo, coger un poco con los dedos y llevármelo a la boca como un algodón de azúcar. Pero de los que no se terminan jamás ni dejan tu garganta ardiendo de sed.

La vida está hecha de recuerdos. Y ayer me marqué uno de campeonato.
Es cierto que también me gasté más dinero del que tengo. Pero eso qué importa, a largo plazo.

Otro esbozo que creo que se quedará en esbozo.

miércoles, 4 de junio de 2008

ESBOZO


Para hoy he decidido subir el esbozo de un oficial peruano, que aparece en el segundo capítulo de Pisagua.

Estoy rehaciendo gran parte de la historia porque veo que todavía no está terminada. En su día la terminé a marchas forzadas porque quería que Pisagua participara del Encuentro Internacional de Historietas del año pasado, pero tomando en cuenta que mi editor no se mueve, no sólamente no pude llegar a ese encuentro, sino que Pisagua no estuvo en el encuentro de este año.

En otras palabras, que me he tenido que morder la lengua hasta estar a punto de practicar el autocanibalismo.

En fin....

Algunos esbozos quedan mejor como esbozos.
Pero las ideas siempre tienen que concretarse.

martes, 3 de junio de 2008

EL ULTIMO CARNAVAL


Este dibujo representa el punto de giro principal en la vida de mi protagonista, en el último carnaval antes de la Guerra, cuando supuestamente todo el mundo se divertía mientras Bolivia perdía su litoral en cuestión de semanas, y el capitán siente una triste premonición de lo que será su muerte mientras a su alrededor todo el mundo baila y ríe.

Me gusta este dibujo. Dina 4 y lápiz HB. No hay mucho que decir al respecto, porque la imagen habla por sí misma.

Este es el dibujo de hoy.

lunes, 2 de junio de 2008

ME ACABO DE VER.....



Que me acabo de ver "El Amor en Tiempos del Cólera"

Y que la película cumple, cumple. Y que la Fermina de la peli se parece a la Fermina que me imaginé al leer el libro, y que el Florentino del libro es como el Florentino de la peli, y que la historia emociona, y que te deja blandengue y sensiblero, y que después de la peli tuve que salir por ahí a ponerme hasta arriba de cerveza, recuerdos y ansias de amor...
Pues sí.

Pero no excede expectativas. Se queda justita justita.

Y podrían haber mandado a Shakira a hacer gárgaras, por muy colombiana que sea.

Pero, como bien decía aquel graffitti en el Ave Sol, " El Hombre es sólo un puente entre el amor y la muerte".

Y si tomamos en cuenta que Freud describió el clímax amoroso como una pequeña muerte, a veces he de preguntarme más que seriamente si suicidarse no es un deber, sea a o no la vida un martirio.

En fin, que el amor mueve al mundo más que el dinero.
El amor mueve la vida, la cambia y la atormenta.
El amor no te hace feliz, sino todo lo contrario.
Pero serías muy infeliz de no tener amor en tu vida.
Y el amor le cambia la vida a mis pobres personajes.
Porque de no sentir ningún amor, mi pobre capitán no habría terminado en Pisagua.
Asi que aquí va el dibujo de hoy.

Lápiz sobre papel.
Con todo mi amor
Andrés

PENSATIVO


Desde el mes pasado, vivo con un nuevo invitado en casa. La preocupación.

La crisis mundial, de la que tanto hablan en los noticieros, ha hecho acto de presencia en casa, y últimamente tengo muchos menos clientes y encargos de los que tenía hace tiempo.

Eso me lleva a buscar trabajo, en ocasiones, desesperadamente, a pasar mucho más tiempo pensando, demasiado tiempo quizás, a practicar mucho más con el acordeón, a dibujar mucho más, y a preocuparme.

Ayer fué un Domingo duro. Un domingo primer día de mes en el que las facturas entraron en la cuenta bancaria y nos dejaron con saldo en contra. Un día de salir a pasear y no tener dinero para hacer nada. Y me dolió mucho el que Gabriel quisiera subirse al teleférico del Mont Juic y que no tuviésemos dinero para subirnos ahí.

Estoy pensando seriamente en coger cualquier trabajito, pero eso tampoco arreglará las cosas, y no es que no tenga trabajos. Hoy estoy haciendo uno, y tengo dos clientes casi casi fijos. Lo que pasa es sencillamente que todo está más caro que antes. Todo ha subido, pero los sueldos y las tarifas no.

Será cuestión de apretar los dientes.

Hoy toca otro dibujo, y hay varios que me gustaría subir. Me he estado mirando una serie de televisión chilena sobre la Guerra del Pacífico y otra peruana. La peruana es pura opereta, y la chilena está mejor producida, pero en ambas, se recurre a la utilización de estereotipos.

Tal y como dije cuando ví Caliche Sangriento, estas historias me hacen mucho recuerdo a las películas de vaqueros, y no es sólamente porque son contemporáneas a esa época, sino por los elementos existentes en el área. Zonas mineras, pueblos perdidos en el desierto, casas de planchas de zinc y de madera, sed, sol, desierto, aguardiente, caballos, pistolas, escopetas y cananas, botas, espuelas, cantimploras vacías, miradas perdidas...

Estoy volviendo a pensar en una historia más sobre la Guerra del Pacífico, pero ahora mismo estoy en pleno proceso de mejoramiento de Pisagua, asi que eso tendrá que esperar.
Ahí va el dibujo de hoy. Espero tener suerte con lo del trabajo. Hasta ahora la he tenido, asi que no veo porque las cosas deberían cambiar.

Pero eso está en manos de la Pachamama
Hoy tomé una siesta y soñé con la isla del sol, con amaneceres húmedos de gris y verde, con papas enormes, caras conocidas, ekhekhos, familiares y siestas en casas de adobe, con choclos y humintas, con chocolate peruano y pasankh´allas, con eternas superficies de azul y con llovizna eterna.Un saludo
Andrés

domingo, 1 de junio de 2008

LA PLAZA MURILLO EN 1879



En 1879, la Plaza Murillo no era más que un espacio abierto en el centro de la ciudad, que contaba con una plazoleta central de piedra de forma octagonal, presidida por una estatua de piedra del Dios Neptuno.

A lo largo de la historia, esta Plaza ha sido testigo de innumerables sucesos dramáticos, y de igual manera, cada uno de sus rincones ha dejado su impronta, su huella, su recuerdo o sus propias memorias en la vida de los paceños.


Durante mi niñez la Plaza Murillo era un lugar adonde ir en Domingo para presenciar el cambio de guardia a las puertas del palacio.. Durante mi adolescencia y buena parte de mi juventud, (prácticamente hasta que me fuí de Bolivia), la Plaza Murillo fué el lugar por donde enfilaba mis pasos en dirección al Prado para tomar un minibús a casa después de haber escapado del mundo en la Cinemateca, algo que hacía a veces todos los días, pero especialmente los Domingos por la tarde.

Y la plaza continúa siendo un lugar de fascinación en todos sus rincones, desde el rincón donde ahorcaron a Murillo, hasta la esquina superior de la plaza, marcada por los disparos. Desde el lugar donde " la loca" se ponía a ventilar su ira en absurdos soliloquios , hasta la esquina del Cine París, donde una noche echaron La Naranja Mecánica en una sesión para mayores de 21 años. Por la misma época en que echaron "Saló o los 120 días de Sodoma" en el cine Scala haciéndola pasar como una peli erótica. Una pena lo de los cines de La Paz. Todos pasaron de cine teatros a salas B a salas X, para terminar como casinos o templos cristianos. Con la falta que hacen las salas X y la poca necesidad de templos cristianos que hay.

En fin, ahí va el dibujo de hoy.

PRIMER DIBUJO DE JUNIO


Con este dibujo comienza el mes del reto bloggeril.

Esta escena representa el inicio del calvario de mi personaje: el capitán boliviano del batallón Victoria, que terminará muriendo en Pisagua ( vaya, ya os he contado el final. Ahora sólo os queda comprar la novela para ver si es cierto)

La novela de Arguedas comienza en una La Paz erizada de barricadas, inmersa en el caos político y la violencia. En otras palabras, y por desgracia, comienza en un día como cualquier otro.

Una vez aplastadas las barricadas, y apresados los estudiantes, nuestro amigo debe presenciar cómo su ingenuo primo menor es apresado y conducido al paredón, y es ahí donde comienza su calvario, al ser presa del arrepentimiento, el dolor y finalmente la locura. ( joder, otra vez os he contado el final. Ahora sí, es vital que os compréis la novela para ver si es cierto)

Otro dibujo hecho en una hoja de papel en el tren, pero me gusta por su expresividad. La chuspa, morral, caramañola, fusil, quepi, ojotas y el uniforme de bayeta del soldado son iguales a los de la época. Le falta el cubrenuca, y las polainas, pero sólo se utilizaban para las marchas.

Pues ahí va el primer dibujo de este mes.

¿ Qué más puedo añadir? Bueno, que hoy mi hijo de tres años me vino a decir que le duele el estómago porque le vino la regla.

sábado, 31 de mayo de 2008

EL RETO DE ESTE MES


El reto de Julio, según parece, es el de subir un dibujo o ilustración diarios durante los próximos treinta y un días. Todos respecto al mismo tema, y todos con la misma técnica.

En otras palabras, el reto ideal para un freak como yo que está obsesionado por un obscuro episodio de una obscura guerra librada en una obscura coyuntura social y política entre tres obscuros países situados en el culo del mundo peleándose por toda la mierda que poblaba esa particular extensión de culo.

Así que comencemos por el principio. Y con una trampa.

Esta secuencia tiene un error, o mejor dicho dos, o mejor dicho, tres.

En la primera escena el oficial tuerto llama al pelotón a formar, en la segunda dice preparen, en la tercera dice apunten.

En realidad debería decir preparen apunten fuego. Especialmente si en la tercera viñeta el pelotón está disparando a bocajarro. Digo yo.

Ahora veamos. Técnica lápiz marca qué se yo en papel marca no me acuerdo. Si hay suerte compro HB 2 y uso papel con un poco de grano, pero estas tres escenas las dibujé en el tren de vuelta a casa.

Influencias: Goya, sin duda alguna, y también el cuadro de Manet sobre el fusilamiento de Maximiliano. Y Posada. Siempre Posada. Desde que tenía seis años.

Fallos: Aparte del font, que es repugnante, le vendría bien un duotono, dibujar los márgenes a mano, utilizar efectos de sonido, darle jugo al asunto.

Otro fallo es que en los uniformes, que son los que usaba el regimiento Illimani a mediados de 1860, puse los morriones de gala, no los de diario. Estos morriones de pelo de oso fueron comprados al por mayor al ejército derrotado de Napoleón III, sucedió lo mismo con los uniformes, las corazas de los coraceros y creo que hasta las lanzas. Por eso, en muchas fotografías de época, se nota que los uniformes les venían tan grandes a los soldados, que los pantalones les bailaban alrededor de la cintura, y en palabras de un cronista de la época "parecían polleras".

Pero no iba a perderme al ocasión de dibujarlos con ese pedazo de morriones, ¿ no creen?

En fin, esa es la primera ilustración. En realidad es la ilustración número cero, porque Julio todavía no ha comenzado.

jueves, 22 de mayo de 2008

CALICHE SANGRIENTO


Una vez más, vuelvo a Pisagua , este extraño hogar tan lejos de mi hogar, donde paso mis días, mis semanas, mis meses y mis años escarbando en tumbas calcinadas, intentando narrar lo que callan las sombras del pasado.

Y eso fué lo que ví anoche, cuando después de trabajar, me metí en you tube para averiguar si era cierto que algún alma caritativa se había marcado el detallazo de subir "Caliche Sangriento".

Y así es. Está toda ahí. Y me la miré enterita. Qué pedazo de peli.

Es muy extraño, pero muy reconfortante saber que puedes conmoverte y sufrir por la suerte de aquellos a los que te han enseñado a odiar. Y todavía más extraño oír de boca de uno de ellos que la Guerra del Pacífico era una maniobra de los ingleses para adueñarse de los nitratos de la costa.

Esto lo dijo un chileno en la película. Imagínense.

Y la suerte de esos diecisiete hombres se convirtió para mí en una obsesión durante todo el tiempo que duró la película. Hasta me conmoví de emoción durante la escena cuando izan la bandera chilena en un caserío en mitad del desierto y ví a esos pobres tipos muertos de sed y de calor, condenados a llevar 30 kilos de peso en equipo a través de uno de los desiertos más calurosos del mundo presentando armas a una bandera confeccionada a toda prisa.

Será verdad lo que dicen los anarquistas : "Mi pueblo es la humanidad, mi patria es el mundo entero." No es una mala filosofía si te pones a pensarlo.

La película es como un western. Tiene todos los elementos de un western: El desierto, la sed, el duelo final en un pueblo fantasma, caballos y nubes de polvo, la violencia y un enemigo tan sediento, brutal y desesperado como los mismos protagonistas. Incluso los títulos al principio de la película están escritos con el font que usaban en los créditos de las spaghuetti western.

Pero la película es un alegato contra la locura oficializada y sacramentada llamada guerra que desgraciadamente tanto tiene que ver en la construcción de nuestras así llamadas "conciencias nacionales". No en vano fué prohibida en Chile. Estaba demasiado adelantada a su tiempo.

Ver "Caliche Sangriento " fué otro interesantísimo ejercicio de otredad que me convence de la necesidad de seguir trabajando en Pisagua. Otro cantar fué el ver un par de capítulos de la "Patrulla del Desierto", una chorrada donde las haya, una mala copia de "Adiós al Séptimo de Línea", aunque también es gracioso ver cómo se pinta a los bolivianos, que siempre tenemos ese complejo de víctimas, de malos malísimos. abusivos y prepotentes.

Como siempre, todo depende del cristal con que se miren las cosas. Y según parece, es necesario verse en todos los espejos posibles.

Un saludo. Es bueno estar de regreso.

lunes, 19 de mayo de 2008

ME ESTOY ESPECIALIZANDO EN ARMERIA


De un tiempo a esta parte me estoy especializando en armería medieval por accidente.

Primero fué a causa de Sant Jordi, cuando mi hijo regresó a casa obsesionado porque le construyese un casco de caballero medieval.

Entonces recordé que cuando niño yo también me pirraba por esos cascos, así que empecé a pensar en la manera de hacerle uno.

Y encontré una manera facilísima en seis pasos.

Primer paso, cogí una cartulina y envolví en ella la cabeza de mi hijo. Eso me dió una idea del tamaño y la altura del cilindro necesario para el yelmo.

Segundo paso, pegué el cilindro con cinta adhesiva y corté cuatro ranuras de unos tres centímetros cada una para cerrar los extremos creando una especie de cono en la parte de arriba.

Tercer paso, buscar las ranuras para los ojos con un crayón suave y recortarlas.

Cuarto paso, abrir un agujero para la boca y la nariz para respirar.

Quinto paso, confeccionar un pequeño embudo para cerrar dicho agujero, ( o sino el yelmo parece un capirote) y cortar en uno de los lados una pequeña medialuna para que encaje.

Sexto paso, pintar el yelmo y añadirle un penacho.

La armadura me tomó mucho más, y en realidad no la usa mucho.

Pero este es el resultado. Y ahora cuando sale a la calle con el yelmo, arranca sonrisas allá adonde va. Y le sienta bien.

Mi hijo es un caballero. En otras palabras, cuando voy por la calle, estoy bien resguardado.

domingo, 11 de mayo de 2008

MISION CUMPLIDA


Me tomó todo el día, pero me aprendí Mon Amant de Sant Jean.

La primera fase, buscarla en you tube en todas las versiones de acordeón que se me ocurriera, una y otra vez , tanto en versiones cromáticas como diatónicas( mi acordeón es diatónico)

La segunda, intentar sacarla a oído. No es tan difícil, en realidad. La música popular está basada en un tono dominante, una subdominante y una quinta, y se vuelve al mismo tono casi siempre.

Tercera fase, después de haberla repetido ad nauseam, grabarla en una cassettera ( sí, ya sé que eso es cosa del siglo pasado pero es lo que hay, así que dejad esa mueca de sorna digital) y comparar las dos versiones.

Y el resultado es similar en un noventa por ciento. El problema es que los bajos de mi acordeón no son gran cosa.

Pero en fin, que ya me sé otra canción.

Nota. Mi acordeón es ese, pero con unos veinte años más.
jejeje